3 de diciembre de 2012

Tabaco y Salud Oral

En Clínica Medicodental Parque Norte nos preocupa tu salud. Estamos seguros de que ya conoces los riesgos generales que implica para tu salud el humo del tabaco, pero queremos estar seguros de que conoces también los riesgos que entraña el tabaquismo para tu Salud Oral.


Riesgos para la Salud Oral:

Los dientes del fumador, se manchan gradualmente por la nicotina, el alquitrán y otras sustancias nocivas del tabaco, provocando con el tiempo enfermedades periodontales (gingivitis, periodontitis, ...), que pueden derivar en:

  1. movilidad dental, 
  2. enrojecimiento de las encías, 
  3. retracción del tejido gingival, 
  4. movilidad de los dientes, 
  5. aumento de la sensibilidad de los dientes al frío y al calor, 
  6. mal aliento, y 
  7. aparición de flemones y abscesos en las encías.

Además, la nicotina del tabaco tiene un efecto vasoconstrictor que reduce gravemente el aporte de oxígeno y nutrientes a las encías, provocando la pérdida de tejido alrededor del diente, incrementando la sensibilidad dentaria, la movilidad y en última instancia, la pérdida de los dientes.

Además, la temperatura y la agresividad del humo del cigarrillo, provoca lesiones en la mucosa oral, degenerando con el tiempo muy posiblemente en carcinoma.

El tabaco es un aliado de la caries, aumentando las posibilidades de que aparezca, además de provocar con el humo la retracción de la encía, dejando al descubierto partes del diente que no deberían estarlo, propiciando con ello la aparición de caries radicular (en las raíces del diente).

El tabaco también altera la flora microbiana bucal, provocando halitosis (mal aliento).

Cáncer Oral

El cáncer oral es una de las enfermedades más agresivas que podemos encontrarnos en boca, tanto por su índice de mortalidad, como por las secuelas de su tratamiento, por lo que se hacen especialmente importantes las medidas de higiene oral y prevención.

Para su tranquilidad, en Clínica Medicodental Parque Norte Somos Especialistas en el Diagnóstico Precoz del Cáncer Oral.

Hay muchos factores que intervienen en la aparición del cáncer bucal, la escasa higiene oral, el consumo de alcohol, ... pero es el tabaco el que juega un papel más decisivo. Si eres fumador, debes saber que tienes casi un 30% más de probabilidades de padecer un cáncer oral que un no fumador, un 15% más de posibilidades de desarrollar un cáncer de esófago, y más de un 50% más de posibilidades de desarrollar un cáncer de laringe.

Con este panorama, seguir fumando no es una opción. Tenemos una batería de razones de mucho peso para dejar de fumar. No obstante, para algunas personas, el poder adictivo, la influencia y sugestión de la publicidad indirecta o encubierta y el propio hábito, pueden más que estas razones. Para ellos, dejar de fumar también es posible, siguiendo las pautas y recomendaciones de la Guía para Dejar de Fumar de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.